Así operaban JOH y Oliva con este reconocido empresario de la zona sur



En Honduras, muchos de los políticos que han gobernado el país en los últimos tiempos no solo aceptaron sobornos del narcotráfico para sus campañas electorales, sino que también recibieron financiamiento de prominentes empresarios, quienes a cambio obtuvieron beneficios desde el poder.

Uno de estos empresarios es Víctor Wilson, operador de cinco fincas de producción de camarón bajo el grupo Granjas Marinas, con una extensión de más de 5200 hectáreas. Wilson supo cómo manipular a la élite política en Honduras para servir a sus intereses.

Wilson fungió como miembro de la junta directiva de la fundación Juntos Podemos, utilizada para canalizar fondos hacia las campañas políticas del expresidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, y de su hijo, Juan Oliva.

Además del financiamiento privado, esta fundación recibió decenas de millones de lempiras de la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (SEDIS), según una investigación del medio Contracorriente (ver aquí).

Mauricio Oliva, quien era investigado por la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) por desviar fondos públicos a través de ONGs, logró detener las investigaciones mediante una reforma a la Ley Orgánica del Presupuesto, blindándose así de consecuencias judiciales.

El multimillonario Víctor Wilson también fue uno de los grandes financistas de Juan Orlando Hernández. Sin embargo, ahora que el exmandatario está preso en los Estados Unidos por narcotráfico, Wilson afirma arrepentirse de haber apoyado su reelección ilegal en 2017.

Gracias a sus conexiones políticas, Wilson ha recibido grandes beneficios. El Congreso Nacional se convirtió en una herramienta para Grupo Granjas Marinas, otorgándole al menos ocho exoneraciones de impuestos y decretos legislativos a su medida entre 2014 y 2021.

Juan Orlando Hernández nombró a Victor Wilson en la junta directiva del Servicio Nacional de Sanidad e Inocuidad Agroalimentaria, permitiéndole obtener ventajas para su empresa. Además, nombró a Jacobo Paz Bodden, exgerente de Grupo Granjas Marinas, como titular de la Secretaría de Agricultura y Ganadería, quien desde ese puesto benefició a la empresa camaronera.

Wilson también fue uno de los primeros empresarios en recibir la adjudicación de una Zona de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE), específicamente la Zede Orquídea en San Marcos de Colón, Choluteca.